2x1 AÑADE DOS COPAS A TU CESTA Y LLÉVATE UNA GRATIS CON EL CÓDIGO BDAY

Por qué Freeya Cup

Seguro que cada vez que tienes que usar una compresa o un tampón piensas "¡Menuda ruina!" o "¡Menudo asco!". Pues sí, la verdad es que las compresas y los tampones son una ruina y un asco.

Ahora, tu problema (y el de muchas otras mujeres) tiene una solución y la solución se llama Freeya Cup. ¿Has oído hablar de la copa menstrual? Seguro que sí, pero, por si acaso, vamos a explicarte, a continuación, de qué se trata.

La copa menstrual es un recipiente que se introduce en la vagina, durante la menstruación, con el objetivo de almacenar el flujo menstrual, que se queda contenido en el interior ésta, hasta que, cuando se llena, se procede a su extracción y consiguiente retirada del líquido, limpieza e introducción. ¿Por qué debería probarla? Pues los motivos principales son los siguientes: 

  • A diferencia de las compresas, que no dejan transpirar la zona íntima, o los tampones, a los que se les relaciona con el síndrome del shock tóxico, la copa menstrual no afecta a la zona íntima, ni al PH y se adapta, perfectamente, a cada vagina. Reduce la incidencia de irritaciones, infecciones bacterianas y candidiasis. Esto se debe a que están fabricadas con silicona médica hipoalergénica, ¡sin químicos! Mientras que las compresas y los tampones llevan blanqueantes, neutralizantes del olor y un largo etcétera de añadidos.
  • Podrás llevarla puesta más del doble de tiempo que un tampón. Mientras que los tampones tienen que ser cambiados cada 4 horas, como máximo, la copa puede llevarse hasta 10 horas seguidas. ¡Puedes, incluso, dormir con ella! Y, al final del ciclo, tan solo deberás hervirla en agua para desinfectarla y guardarla hasta el siguiente mes.
  • Ahorrarás dinero a largo plazo. Y, como los números no engañan, vamos a hacer juntas el cálculo del ahorro que te puede suponer utilizar la copa menstrual y así confirmar este argumento. ¡Vamos allá! Durante tu vida tendrás, aproximadamente, unas 400 reglas. Estamos hablando de más de 10.000 compresas de múltiples tipos y tampones (en función de tu flujo menstrual) y de un gasto que supera los 3.500€. ¿Te parece mucho dinero? Tal vez no. Pero ¿y si lo comparas con los 90€ que podría suponerte utilizar la copa menstrual durante toooda tu vida fértil? La cosa cambia, ¿verdad? Y es que, la copa menstrual tiene una vida útil de 10 años, por lo tanto, necesitarás un máximo de 3 copas menstruales hasta la llegada de la menopausia. En Freeya Cup queremos que te animes a problarla y, por eso, te la dejamos a un precio muy competitivo, ¿a qué esperas?
  • Por último, la copa menstrual también conlleva beneficios medioambientales y ecológicos. Según Naturcap, en España se desechan 3.000.000.000 de compresas y tampones cada día. ¿No es una locura? Con el uso de la copa menstrual reducirás tu generación de residuos plásticos, así como de cartón y celulosa.

¿Qué más necesitas? ¡Dále una oportunidad a nuestra Freeya Cup!